Bastardos (SP)

Como suele ocurrir con los grupos de Benidorm, un español que toque en una banda de rock and roll allí puede llegar a sentirse "guiri". El caso de Bastardos no iba a ser una excepción, de hecho es más bien el modelo por excelencia. Éstos conspiraban contra el mundo lanzando misiles atómicos de punk rock respaldados por una bola sónica compuesta por una parte mitad holandesa e irlandesa, pegada con celo a otra mitad que representaba lo más castizo e ibérico de España. Si a estas bárbaras naturalezas le sumas una vida entera dedicada a tocar en bandas destroyers, esto es lo que resulta.