Dirty Fences (USA)

Dirty Fences son una banda neoyorkina que sabe muy bien como escribir canciones atemporales y divertirse mientras lo hacen. Si piensas que el rock'n'roll está muerto, prepárate para decir lo contrario.

Max Comaskey (bajo, voz), Jack Daves (guitarra, voz) y Max Hiersteiner (bateria, voz), forman el grupo mientras asisten a la escuela secundaria en Boston y en 2009 se trasladan a Brooklyn, donde reclutan a Max Roseglass (guitarra, voz).

Frente a los horrores prefabricados, se refieren a sí mismos como un grupo de amigos que toca, sobre todo, por diversión, por el placer de reunirse, hacer canciones y salir juntos de gira.

Sus riffs y armonías perfectamente ejecutadas evocan a los principios del rock y el punk estadounidense de bandas como Red Kross, MC5, Johnny Thunders, The Ramones o Stooges. Sin embargo, esos nombres son sólo puntos de referencia. "Nos gusta mucho la música que sucedió durante una cierta época, pero también somos un producto del mundo en que vivimos y creo que ambos aspectos juegan en nuestro sonido por igual", explica Roseglass.

Su show es una explosión de energía y entusiasmo: "el escenario es una fiesta, así lo sentimos e intentamos sumergir al público en ella con nosotros", dice Comaskey.