La sala

Cuando Penélope abrió sus puertas en  1968 en  lo que entonces era un pequeño pueblo pesquero,  nadie sabia  cual iba a ser el futuro  tanto para  la discoteca   como para la , ahora, ciudad.  Se puede decir que  Benidorm y Penélope crecieron de la mano, y no puedes imaginar una cosa sin la otra.
 
Situada en la zona de ocio de Benidorm (Avenida Comunidad Valenciana, 120), Penélope se caracteriza  por el estilo mediterráneo de su estructura  en la que  se pueden diferenciar varias zonas :
 
LA SALA PRINCIPAL o DISCOTHEQUE es una zona cubierta, con una potencia de sonido de 25.000 watios y  es donde está el escenario, la pista principal y  la cabina del Dj.  Estamos seguros que os van a encantar los espejos del techo, que todavia se conservan, así como la iluminación , decoración y amplitud  de espacio, ideal para conciertos.
 
 LA BOITE es otra sala pequeñita anexa a la anterior, en la que tendremos este año el WILD WEEKEND GO-GO LOUNGE y podreis bailar si os apetece al tiempo que los conciertos tienen lugar en la Discotheque.
 
 Y por último, la TERRAZA con su PISCINA y sus diferentes alturas, llena de rincones para perderse  y desconectar, en la que  podrás bailar, comer un tentempié , comprar discos, ropa o chuminadas  en el Dracula Market o tomarte una copa en una de sus barras.
 
 No podemos presentaros esta discoteca sin hablaros de su logotipo: la enigmática silueta de una joven de aspecto bohemio, de larga melena lacia que le cubre media cara con su pamela estratégicamente ladeada, se ha convertido  en un icono y es raro que pase un dia  sin que  lo veamos en un coche, mechero o camiseta. (El  diario El País dedicó en su contraportada un reportaje donde se mostraba un listado de las pegatinas más vendidas en España, donde la de Penélope ocupaba el segundo lugar, solamente superada por el famoso Toro de Osborne).
 
Su creación se remonta a 1968. En aquel momento, Paule Rosset, una artista francesa, se fijó en una guapa y atractiva chica llamada Mao, moderna y adelantada a su época, a la que retrató cuidadosamente destinándola a convertirse en un símbolo. Simbolo que nuestro artista Rockin' Jelly Bean, ha adaptado  para la confección del cartel del Funtastic Dracula Carnival  en su edición número 13.